martes, 19 de abril de 2011

Cuarentones por el mundo

Cuarentones por el mundo. Éste va a ser el nuevo programa prime-time de TVE para la temporada primavera-verano: un grupo de cuarentones viaja por las principales capitales europeas ¡sin niños! Nuestros protagonistas convertirán sus 48 horas de libertad condicional en un viaje alucinante donde jamás se escucharán frases como "mamá, estoy aburrido" o "hay que buscar algún sitio para cenar, que los críos tienen hambre". Primera parada: ÁMSTERDAM.

¡PELIGRO! BICIS SUELTAS:
Ámsterdam vive dentro de un bucle de la cabecera de Verano azul. Todo amsterdanés tiene un Pancho o una Desi en su interior (un Piraña no, porque son todos altísimos y delgadísimos) que les lleva a ir en bicicleta de un sitio a otro atropellando a su paso todo lo que se menea. Las bicis no llevan luces y los timbres van de adorno. Los paseos de nuestros cuarentones por la ciudad se convertirán en un remake de El diablo sobre ruedas.

HIJOS:
Nunca deje a su hijo ir a Ámsterdam:
- si es pequeño tendrá que pasearlo por algunas calles de la ciudad como si fuera el hijo de Michael Jackson, es decir, con la cabeza tapada. ¿O cómo le va a explicar la cantidad de penes y vaginas de todos los materiales, tamaños y formas que va a encontrar a su paso? ¿Y lo de las cadenas, las esposas, los disfraces de enfermera cachonda, las máscaras, las bolas, los consoladores, los látigos, las fustas y demás accesorios? ¿Le dirá que en Ámsterdam siempre es Halloween o que el vibrador de dos velocidades es el Bakugan de papá y mamá?
- si es mayor, peor todavía: que tampoco vaya hasta que no haya aprobado Notarías. Si quiere hacer un Erasmus, que se vaya a Ciudad del Vaticano.

IDIOMA:
El holandés suena a Cayetana de Alba con la boca llena de polvorones, por lo que, descartada la posibilidad de hablar el idioma local, usted podrá poner a prueba sus conocimientos de COU. Si quiere un plano de la ciudad, siempre puede decir "Can you give me a plane (avión)?" en lugar de "map" (mapa) ante la mirada comprensiva del recepcionista. Comprenderá que tararear dos estrofas seguidas de Mrs. Robinson no equivale a saber inglés.

AMPARO, FÚMATE UN PORRO:
¿Se le ha olvidado cómo se lía un peta? No se preocupe: en los coffee-shop los venden ya liadicos. Pida un "soft marihuana specially for forty-somethings" y hágase el enrollao con frases como "Buah, esto no es ná. ¡Si vieras las trompetas que me fumaba yo!" antes de sentir que la tierra tiembla bajo sus pies. Cuando se le pase el colocón recordará porqué dejó de fumar canutos hace diez años. Y no, no piense que las magdalenas de marihuana son más suaves: estoy en situación de asegurarles que es un error.

CULTURA:

Los cuarentones desatados cumplirán con su prurito cultural visitando un museo (y no vale el de la Heineken) para poder decir a la vuelta "Oh, la pintura holandesa del XVII es una maravilla, aunque personalmente me gusta más Vermeer que Rembrandt" y epatar a los amigos que no viajaron. También patearán sin descanso la ciudad admirándose de la belleza de sus fachadas (cada vez que vean algo que parece importante consultarán su guía para saber qué es -"¡Ah, claro, esto es el Het Huis met de Hoofden de toda la vida"- y calmar así su sed de conocimientos, porque la de cerveza ya ha sido calmada en sucesivas paradas). Y, por supuesto, pasearán en barco por los canales saludando a todo bicho viviente como si fueran la mismísima reina Beatriz.

GASTRONOMÍA:
El plato estrella amsterdanés es cualquier cosa comestible aderezado con marihuana. Queso, magdalenas, pasteles, té, bizcocho, galletas... así que, si encuentran un plato llamado "Cogollo ahumado sobre lecho de hierbas, semillas y setas", desconfíen: no es una ensalada desestructurada.

VUELTA A LA REALIDAD:
Los cuarentones recogen a sus hijos y les entregan camisetas (de talla equivocada, por supuesto) con la palabra ÁMSTERDAM escrita de todas las formas posibles mientras los niños les preguntan porqué no les han traído unos Gormiti Elemental Fusion. Besos y a la cama.

Nuestros protagonistas regresan a casa agotados pero felices. Ámsterdam es una ciudad deliciosa, amable y divertida, y sus canales son como la piscina de Cocoon: consigue que unos cuarentones vuelvan a los veintitantos durante dos días. Definitivamente estoy convencida de que Cuarentones por el mundo va a ser el programa revelación de esta temporada. Tiembla, Gran Hermano.

14 comentarios:

Mery Bloodymary dijo...

jajajajajaja. Sta Palo usted sí que disfruta de sus viajes, sí señora.

Recuerdo un viaje de "trentañeras" hace no mucho con la Sta Serrano y nuestras vivencias pintaron similares. Eso sí nosotras sí fuimos al Museo de la cerveza verde!!

Espero con ansia el siguiente capítulo. Besitos

SOLANA dijo...

Eres más bordesica que el Picosquina. Muy bueno guapa.

SOLANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa Palo dijo...

Querida Mery, me imagino que la Srta. Serrano y usted se dedicarían básicamente a analizar el vestuario de los amsterdaneses y a hacer shopping como locas. Pero no se preocupe: eso también es cultura.
Próximo capítulo: Estocolmo

Rosa Palo dijo...

Estimado Sr. Solana: mis viajes no se pueden comparar con los suyos ni por asomo. Usted sí que sabe.

Shalom dijo...

Aunque aún no cumplo con el requisito para ingresar en su club de viajes doña Rosa, yo con Lisboa ya tuve bastante.

Carmona Dixit dijo...

Ay, doña Palo.

El peligro que correríamos todos si leyéramos algo suyo en plena digestión de bizcocho a las finas hierbas.

Si ya es un descojone (suponemos que en estado normal), no me quiero imaginar de lo que sería capaz con cierta alegría de más.

Tanto para quien escribe (usted) como para quien lee (nosotros, sus fieles seguidores).


P.D.: El Rijksmuseum me pareció un poco patatoide.

Hong Kong Blues dijo...

Me ha encantado el momento "usted puede hablar inglés, no se cohíba", jaja. Anda que si para mostrar su servilismo os regalan un Concorde...
En fin, cuánto me alegro de que hayan podido viajar sin Gremlins. No se me ocurre nada más saludable (si exceptuamos las ingestas realizadas).
Un beso enorme. Sólo puedo añadir: ¡FOTOS!

Anónimo dijo...

Que viaje me pegaba yo, pero de un mes

Anónimo dijo...

Hola Rosa Palo,soy La Cigala,

¿Donde está Amsterdan?, mejor dicho, al grano, cual es la dirección donde vende esas cosicas que dice que hay que taparse la cara u otra cosa , tendrá adaptación totalmente hermética para el mar, ese Cigaloscopio con dos velocidades como funciona?. Infórmame por favor. Estos viajes si que molan , aquí abajo donde estoy me aburro.

Este invierno se me ha hecho mas largo de lo normal, tenía unas ganas de que se acabara el horario de invierno y los meses con R , menos mal que estoy buena unos meses al año solamente que si no de mi cueva no podría salir.

Como te decía se ha cambiado el horario de invierno y ya llegan los rayos de sol hasta mi parcela y las placas fotovoltaicas ya genera luz suficiente para encender el portátil.

En cuanto he tenido la batería cargada , me he conectado al Wifimar de mi vecino el pulpo, “como no tiene clave “ , se la cigaleo, y lo primerico que he hecho ha sido conectarme al Bloc de mi querida Rosa Palo.

Viendo más,comentarte que me encanta tener una amiga pública que se codea con los Goya, “esto si que pone” . A ver si tus colegas los directores de cine me sacan un papelico pa mí, y me cojo algún submarino que pase por aquí y le digo que me deje en el Arsenal de Cartagena, si no también estaría bien una entrada para el Festival Internacional de Cine de Cartagena . Lo mismo no me dejan entrar como ya no es Festival de cine del mar, lo mismo tengo problemas, bueno tendré esperanza.

¡Vaya que no me has dejado trabajo! , tengo que leerme todo para ponerme al día, por si no lo sabías , en estos meses que no salimos a pasearnos porque estamos muy buenas y nos dan miedo que nos capturen , mis vecinas," tus admiradoras del fondo del mar" vienen todas las tardes a que les cuente todo lo que escribes en tu blog de la temporada anterior y se quedan con la boca abierta. Ahora mientras leo todo lo que tienes escrito y saco adelante mi negocio de energía fotovoltaica ya no puedo quedar con mis vecinas hasta la próxima temporada. Esta vez tendré que hacerme un resumen porque hay muchos más material para devorar.

Sabías que he montado un pequeño negocio fotovoltaico, “hay que ser espabilá para los negocios “, cayó muerto, al lado de mi cueva , un pedazo pez que te mueres de grande, con esto de la contaminación en le mar, ¡que vaya tela!, cuando mis colegas y yo no lo estábamos cepillando , vimos que se habría tragado una cosa rectangular , azul y con cola , nos metimos en el ordenador del pulpo , que es el terrateniente de la zona y no se priva de un lujo , y en Google encontramos lo que era , teníamos tres posibilidades , un pez manta con su cola, una tableta de chocolate Milka con el rabo de la vaca, o una placa solar con sus cables, al final fue esto último , después seguimos investigando por internet y pudimos conseguir tener información para poner en marcha nuestra primera planta solar debajo del mar.Este invierno la poca luz que generaba la hemos tenido que utilizar para las cosas de primera necesidad, a partir de ahora tendremos más energía para estos pequeños lujicos.

Tengo un montón de cosas que contarte a ver si me pongo al día con tu blog. No me he enterado de nada lo que pasa en el mundo , de lo único que saco conclusiones es que, como enfrente de mi cueva está la franja de corriente marina más grande del mundo , algo ha tenido que pasar en China o Japón , porque vemos pasar mucho pez con los ojos achinados , vamos como si se le hubiera ido la mano con el ”eye line”.

Bueno dejo de escribir que el pulpo se va a despertar y no quiero que me pille, para que veas como avanza la tecnología, antes mientras dormía el pulpo le cigaleaba la tinta para escribir y ahora le cigaleo el Wifimar. El refrán de aquí no falla “ Camarón que se duerme , camarón que se lo lleva la corriente”.

Sigue en pié lo de Noviembre de 2011. un besico. LA CIGALA

Rosa Palo dijo...

Estimado Shalom, ya sabe usted que una mala tarde la tiene cualquiera, en Lisboa o en Ámsterdam.

Mi querida Carmona, el Rijksmuseum era más patatoide aún cuando yo fui porque estaba cerrado casi todo por reformas, y sólo había un ala abierta donde habían seleccionado lo que ellos creían las obras más importantes del Rijks, pero faltaban muchísimas cosas.

Mr. Kong, no pretenda usted que suba fotos con la cara de ciega que se me puso, que una tiene un nombre que mantener.

Rosa Palo dijo...

Querida Cigala, me pregunto con asniedad por qué narices su vecino el pulpo no tiene una contraseña en el wifi.

Piticli dijo...

Estimada Sra. Palo,

¿Para cuándo su programica en el canal Viajar? Sería un "approach" sensacional al mundo mundial y al sideral... vamos, yo pagaría para subvencionarle el viaje, la producción y la post-producción, aunque sea a base de rifas de jamón (aquellas con varios números y hechas de un material con una capacidad absorvente fuera de todo cuestionamiento).
De repente Amsterdam me gusta más que antes, gracias a ud.

No puedo esperar por el especial Estocolmo.

Besico.

Natalia dijo...

Ja, ja, ja. Me parto!!!!!!!
Eres genial!!!!!!!