lunes, 7 de abril de 2008

Premoniciones

Ni la Bruja Lola, ni Aramís, ni Octavio Aceves, ni siquiera la Bruja Avería: los únicos que pueden predecir el futuro con un elevadísimo porcentaje de aciertos son los guionistas de las series de televisión. Aquí va una pequeña muestra:

- en "El Ala Oeste de la Casa Blanca" los paralelismos entre la carrera del senador hispano Matt Santos (interpretado por Jimmy Smits, ¿se acuerdan de "La Ley de los Ángeles"?) y Barack Obama son alucinantes

- mientras en Nápoles los problemas con la gestión de residuos en manos de la Camorra enmierdan la ciudad, en "Los Soprano" Tony Soprano, dueño de una empresa de reciclaje de basura (esto no es una metáfora ¡es un metaforón!) hace desaparecer vertidos tóxicos tirándolos en la ribera de un río

- en "Big Love" Harry Dean Staton interpreta al líder de una secta polígama de Utah (polígamos los tíos, claro, eso no hace falta ni decirlo, que dónde se ha visto que las mujeres tengan varios maridos, vamos) donde obligan a menores a casarse con viejos. Y en Tejas acaban de rescatar de un rancho a 137 niños (la mayoría niñas) que se encontraban a merced de un tal Warren Jeffs, cabeza visible de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (que digo yo que si uno se hace miembro de una iglesia con ese nombre ya tiene que ver venir las cosas).

¿Lo ven? Es un hecho científicamente comprobado: las series de televisión llevan una temporada de adelanto sobre la realidad. ¡Magnífico! pensarán ustedes. Pues no, porque ahora viene la peor parte: Ana Obregón ha fichado por "Hospital Central" para interpretar a una bióloga procedente de EEUU dispuesta a combatir un resistente virus. Toma. Ole. Anda. Con un par. A esto llevan las cenicas con Basile. Así que, según la teoría de la premonición televisiva, Ana podría ser la científica que en un futuro próximo se ocupara de acabar con la gripe o el ébola. Y yo me pregunto ante el porvenir que se avecina: ¿encargará Ana su bata de doctora a Dolce&Gabanna? ¿le llegará la falda a la altura de la senserreta? (seguro que Anita sería aún más feliz si la serie se desarrollara en la clínica gaditana San Rafael, aquella donde las enfermeras fueron penalizadas económicamente por no querer llevar falda corta; a ella le subían el sueldo, fijo) ¿llevará zuecos de Christian Louboutin con 14 cm. de tacón? ¿aislará a todos los pacientes varones menores de 25 años en una suite del Hotel Miguel Ángel y pasará la cuarentena preceptiva con ellos, como médica responsable que es? ¿hará un numerito de strip-tease agarrada al gotero? Dios mío, no quiero ni pensarlo. El futuro de la sanidad española en manos de la Obregón.

Personalmente me encantaría que Ana apareciera en "House" ¿se imaginan un diálogo entre ella y Greg? (no se rían, que la chica apareció en "El Equipo A" hecha un pimpollo y hablando un inglés que entiende hasta servidora). O a lo mejor sale en "Anatomía de Grey", ya que el otro día coincidió con el mismísimo Dr. Macizo ¡en una piscina! (ya me gustaría a mí bañarme en esa pisci, porque en el Mar Menor las especímenes del calibre del Dr. Sheppard se han extinguido, debe ser por lo del cambio climático) . La pena es que Vilches no va estar en HC esta temporada, porque tendríamos escenas de tensión sexual entre ellos para parar un carro. Y es que Anita Dinamita es una chica tan preparada que puede acabar con un virus mutante mientras se comporta como la Dra. Amor, jugueteando con sus extensiones y lanzándole miradas pícaras a Vilches desde sus ojos profusamente maquillados (si no se le ve la boca porque lleva mascarilla habrá que cargar las tintas en la máscara de pestañas, que eso lo sabe cualquier maquilladora que se precie). En fin, un cuadro.

Porque ¡cof, cof! (uy, perdón) no caerá la breva ¡cof, cof! (perdonen otra vez) de que ¡cof, cof, cof! ¡cof, cof! (no sé qué me pasa, no paro de toser) de que la mascarilla ¡cof, cof, cof, cof! (vaya tosera que me ha entrado... a ver...) le impida (parece que tengo un poco de fiebre... se me está revolviendo el estómago ¡arg!, qué angustia!... me estoy poniendo mala por momentos... espero que esto sea bacteriano, y no vírico...) hablar (por favor, no avisen al Central, llévenme a cualquier sitio menos al Central... ay!).

6 comentarios:

smart dijo...

Por favor, dime que es mentira!!!!!!!!!!!! ya nunca más volveré a ver HC. Nos cambian a Vilches por la pedorra de la abuela de la barbie.

Rosa Palo dijo...

Smart, sólo te pido que, por favor, no des a luz en el Hospital Central. Si hace falta voy yo a tu casa, hiervo agua y saco toallas, pero no vayas allí. No vayas hacia la luz...

A na de ti. dijo...

A ver si es la Ana Pigmalion, la que va a ser observada por un Hospital Centrado en saber como coño alguien que se supone que es biologa ha podido tener semejante mutacion geneticoginecologica, derivando en una combinación de personalidades entre la parada de los mosntruos, que explicaria incluso las mal formaciones del postoperatorio de todas las revisiones fisiologicas, y de Forest Gum que obvia comentar el que, o realmente estudiar detenidamente su organismo que esta claro que el ADN no es tan cabron, con lo que setendría que dar pie a la segunda tesis, en la que la Orbegozo estaria infectada por algun tipo de organismo virico o bacteriologico o los dos que va a ser los mas probable.

No soy poligamo por salud dijo...

"polígamos los tíos, claro, eso no hace falta ni decirlo, que dónde se ha visto que las mujeres tengan varios maridos, vamos".
Joder, es que me tiras de la lengua, coño!.
Pa que quereis una multitud de tios, si al año os sobran una milloná de ellos. Puta mania ya este tema!.

rosa palo dijo...

No conozco ninguna secta donde sean las mujeres las polígamas ¡qué quiere que haga yo! Si usted conoce alguna, ilústreme, que me voy pa'llá

Mujer en el border line dijo...

En una famosa secta que ha mucho tiempo en la que la mujer intento liberar su instinto mas masculino, como fueron los hyppies, muy pocas de ellas consiguieron la poligamia como metodo de satisfaccion personal.
Pero la poligamia es en si una forma de asegurar la logica forma de dar salida a tanto amor concentrado en gonada, y fiel reflejo de un modo de amar, sentimiento almacenado en la mujer, en otra zona que todavia ni las mas ancianas del lugar concluyeron y por tanto no necesitaron.