miércoles, 20 de junio de 2012

La hermana Tamara


PUBLICADO EL 19 DE JUNIO DE 2012 EN LA VERDAD

Todos los años me pasa lo mismo: es salir el número de ¡HOLA! que recoge la fiesta anual ofrecida por Carlos de Inglaterra a los Porcelanosos y escribirme encima. Pero este año me escribo más que nunca tras leer las palabras de Tamara Falcó Preysler: "Es posible que antes desprendiera una imagen más despreocupada, porque era cierto. No había encontrado mi espiritualidad. Pero hace un año cambió mi vida por completo al reencontrarme con mi religión". Estas declaraciones no las hace en la puerta de Cáritas, sino en el palacio del príncipe Carlos en Escocia, y las remata en la fiesta de Möet & Chandon: el año pasado acudió a la Feria del Libro (hecho ya sorprendente en sí mismo) y el único título que le llamó la atención fue La Biblia; no sé si era la versión ilustrada para niños, no me pregunten. Tras leerla, comenzó a ir a misa y a rezar el rosario con unas amigas. Y eso me admira: otra puesta en cumplir hubiera dicho que le cambió la vida leer “El secreto”, “El alquimista” o cualquier otro libro de autoayuda (autoayuda para sus autores, que se han forrado escribiendo chuminás) o que, tras conocer a un gurú indio y practicar el Bikram Yoga, un nuevo camino se había abierto ante sus ojos. No, Tamara ha vuelto a la Iglesia, que si algo bueno tiene el catolicismo es que lo mismo se te aparece Dios entre los pucheros y las ollas que entre las copas de champán. Las religiones hay que saber elegirlas.

Tras semejantes afirmaciones espero con ansiedad una exclusiva vía ¡HOLA!: Tamara en éxtasis místico, con hábito de Pronovias y estilismo de Naty Abascal, lanzando una línea de rosarios diseñada por la joyería Suárez. A este paso, más que heredera de Isabel Preysler lo va a ser de Pitita Ridruejo y sus apariciones marianas. Pero a Tamara, como a casi todos los conversos, se le ha ido la mano: le ha pillado a su madre “Cincuenta sombras de Grey” en la mesilla de noche y se la ha tirado a la basura. A ella. A la Presly, que decía mi abuela. Y si mi abuela hubiera leído las declaraciones de Tamara, hubiera dicho que sí, que ésa se va a meter a monja de San Andrés, que se acuestan con uno y se levantan con tres. Pero es que mi abuela era una descreída.

8 comentarios:

Mery Bloodymary dijo...

No puedo mas que comentar que #olesupija

Rosa Palo dijo...

Ole! Besos

Sergio Martínez Soto dijo...

Mery tienes toda la razón. Merece un gran #olesipija!!!

Rosa Palo dijo...

#olesupija ya es TT en mi blog

Hong Kong Blues dijo...

Yo la veo muy María Magdalena. Pero claro, como ese cargo ya está pillado, quizá pueda cambiar Magdalena por Sobao.
Abrumado estoy por la noticia y por tan genial post.
Voy a ver si puedo customizar un hábito en plan Ga-Ga para la vulcanonización.
¡BESOS!

San Piticli In Orbitas Mundi dijo...

¡NO PIENSO PISAR NUNCA MÁS LA FERIA DEL LIBRO!

Rosa Palo dijo...

Querido Mr. Kong, hable con Manoli y vayan poniendo en marcha la línea de hábitos, que seguro que tiene salida entre las pijas de Serrano. Nos la fotografía Scott SChuman y triunfamos. Ponemos una tiendecica de ropa talar y a vivir, que son dos días.
Le quiero, le adoro y le compro un loro.

Rosa Palo dijo...

Estimado San Piticli: YO TAMPOCO. O, por lo menos, hasta que Mr. Kong no publique su novela.
Qué guapo estaba usted fregando, por cierto. ¿Era una penitencia?