martes, 10 de junio de 2008

Transformers

Esta es la semana Transformers: Bea se transforma en un ¿cisne? con ventilador peluquil a lo Paulina Rubio e imagen slow motion (sólo le faltaba aparecer difuminada a lo Sara Montiel, que ponía una media en la lente de la cámara para borrar las arrugas en un photoshop tan prehistórico como ella), los Thyssen-Cuesta en una familia bien avenida (un yate como el "Mata Mua" une mucho, ya lo saben) y Flavio Briattore en católico porque la operación de un tumor en el riñón le cambió la vida y ahora está dispuesto a casarse por la iglesia con su novia Elisabetta, una tipa que por su aspecto y su curriculum debería ser ministra de Berlusconi. Elisabetta y Flavio posan en el "Blue Force", una bagatela de 4 pisos, 63 m. de eslora y una tripulación de 40 personas (¿ven como es verdad que los yates unen mucho?).

Pero la transformación que más me gusta es la de Naty Abascal como domadora de tigres: en un guiño cómplice a Ángel Cristo, Abascal aparece retratada junto a un felino en su último posado para ¡HOLA! en "su más sincera y profunda entrevista" (¡¡¡!!! ¿sincera y profunda? Leer eso en la portada de una revista es absolutamente dadá y, a veces, hasta gagá, según esté el entrevistado). A Valentino siempre le han impactado los estampados tigretones y Naty, profesional donde las haya, rinde homenaje al genio vistiendo sus creaciones y llevando de la correa de Hermés al bicho (a Valentino no, al tigre, aunque lo otro hubiera tenido más gracia). Al margen, el reportaje (y en esto no miente la portada) es "espectacular, lleno de glamour y elegancia", con más títulos de créditos que "Indiana Jones y la calavera de cristal", y Naty aparece espléndida, sobre todo porque está calladica.

Y es que Naty, integrante de aquel trío al que tanto daño hizo la llegada de la televisión (Duquesa de Alba, Isabel Preysler y ella misma) es la que mejor parada ha salido. Sí, sí, refresquen su memoria: antes de oírlas hablar un halo de misterio las envolvía y contribuía a hacerlas más grandes, más lejanas, semidiosas. Pero ¡ay cuando les pusieron una cámara delante y abrieron la boca! Fue como "El crepúsculo de los dioses"; al igual que a la Swanson, las mató el cine sonoro. Hagan un ejercicio de regresión (1,2,3, Tony Kamo y se dan un golpetazo en la frente) y recuerden cómo se quedaron cuando oyeron hablar por primera vez a Cayetana, a la Preysler o a Naty: como mínimo, traspuestos, y a partir de ahí ya lo que quieran. Hablaron y la cagaron, abrieron la boca y la más alta aristocracia, Filipinas y el glamour sevillano-parisino cayeron con ellas, así, a lo bestia. Pero mientras que a Cayetana tienen que subtitularla como si de una peli de cine-club se tratara y la Preysler intenta decir cosas que van más allá de "monísimo" mientras consiguen implantarle en el cerebro un microchip con la herramienta de sinónimos del Word, Naty avanza sin complejos por la vida con su Valentino y su vocalización de pianista borracho. Y cuando habla en inglés ya es sublime: hace poco coincidió en un party con Lauren Hutton (otra divina que va a ser recuperada por Mango para convertirse en imagen de su nueva línea de mayores de 50) y comenzó a cotillear con ella delante de las cámaras. Lo más alucinante es que la Hutton parecía entenderla. Y es que a lo mejor Naty, después de tantos años de ser ciudadana del mundo (me encanta, es como lo del "marco incomparable") ha desarrollado un extraño acento que sólo captan otras celebrities como ella y que el resto de los mortales no podemos imitar, al menos sin tomarnos tres vodkas con tónica.

Más transformaciones: YSL comienza a transformarse en polvo mientras lo acompañan Valentino, Galliano y Gaultier convertidos en Momia, Loca y Cachas. También están por allí Carla Bruni transformada en Primera Dama, Inés de la Fressange, que gracias a Dios no se ha transformado en nada, y Farah Diba (Pahlevi, según ¡HOLA!, pero yo soy de la vieja escuela y para mí es Diba). Farah, transmutada desde hace unos años en madre doliente y exiliada, casi nos hace olvidar lo que fue su reinado junto al Sha de Persia en Irán. Menos mal que acude en ayuda de mentes tan corticas como la mía un libro de Marjane Satrapi, "Persépolis", un cómic donde la autora cuenta la historia reciente de Irán a través de su propia vida, poniendo el acento en lo bien que se portaban Farah y su marido el Sha de Persia con sus ciudadanos, tan bien que los iraníes los echaron de su país dando paso a una prometedora revolución que, desgraciadamente, poco después se convertiría en una dictadura. Y es que de esas transformaciones está el mundo lleno. Así nos va. Y si pueden, échenle un ojo al libro de Satrapi: que el glamour no nos nuble el cerebro.

9 comentarios:

Carmona Dixit dijo...

"...mientras consiguen implantarle en el cerebro un microchip con la herramienta de sinónimos del Word..." Jajaja

Yo no sé cómo, pero entendía lo que le decía a la Hutton en inglés y después en castellano no se le pilla una palabra.

Una de las mejores entrevistas preparadas que he visto fue aquella en la que se armó un follón por el vestido de boda de Cayetana Jr.

Empezó de día y acabó de noche, de tanto repetir la toma porque no había forma de que aquello pareciera natural. Qué risas. Memorable.

Tengo la película Persépolis sin ver porque a nadie se le ha ocurrido regalarme el libro. Desistiré y me haré un autorregalo. Después dicen que no saben qué comprarme, cuando lo difícil es no acertar.

Rosa Palo dijo...

Todo en esa familia es memorable, incluidos los uniformes de Cayetano para asistir a bodas varias. El libro de Satrapi está estupendo.

Amanda Pinkleton dijo...

Pero lo de la conversión de Bea no era una parodia?!!! Vamos, que yo no he visto mucho la serie pero, por lo que sé, es medio de coña todo el rato, no? Porque lo de la melena al viento y la cámara de abajo arriba y todas con cara de "oooohhh, una aparición!!" no puede ser serio de ninguna de las maneras.
El mismo día que vi la conversión de Bea en la página de El Mundo escuché el disco de Coldplay, que le recomiendo a usted, doña Rosa.

kukator dijo...

Conté hasta 3 y me dí el golpe en la frente, resultado: mi lado oscuro ha ganado espacio en mi cabeza, por lo tanto os dejo un regalo, pero antes una advertencia:
Si sigues el enlace puede que un mito erótico (o tal vez no)caiga estrepitosamente al cajón de lo "no follable". A muy pocos en este mundo solo los años les han abierto la puerta al sex-appeal.

http://www.youtube.com/watch?v=jBwbJWF8_-Q

Lo siento, soy malvada por naturaleza. Petonets y besicos.

Hacia la luz... casallllllll! dijo...

El lado oscuro hace tiempo que esta en el cerebro de todos desde antes de la guerra de las galaxias, lo bueno fue que Jorge Lucas lo saco a la luz y edad que no pasa en balde, lo refuerza.

Drago, tantrico, tontrico, sobrantico, egolantrico... dijo...

Laurie es un mito sexual o sensual?. Si es sexual demostrado que os va el sadomaso con desconocidos de origen retinico, si es sensual, la Encefalopatía espongiforme seria un mal asociado al sexo.

smart dijo...

Me encanta la otra cara del Hola.
Mola más ver ´desde tu perspectiva irónica al famoseo.
Una revista ya made in CT!!!!

Rosa Palo dijo...

Smart, el ¡Hola! es una fuente inagotable de inspiración. Cuando no sé sobre qué escribir, me lo compro y ¡voilà! siempre sale algo. De todas formas, ya sabéis que me mola que propongáis temas, además soy muy obediente: alguien dijo lo de YSL y yo, aplicada donde las haya, me casqué un post.

smart dijo...

Rosa, ya sabes que yo últimamente soy algo monotema, pero creo que no estaría mal hablar del babyboom del famoseo. Porque este año vamos a ser mazo (como dicen mis críos madrileños) de mamás; unas más famosas que otras claro, pero todas igual de glamurosas no?