domingo, 25 de octubre de 2009

Los 40 son míos

Comemos en el Moncho con Miguel P., el crítico gastronómico, y tras dos orujos me habla sobre la muerte y la intrascendencia (ya les he dicho que se había tomado dos orujos). Me quedo de una pieza, porque en mi egocentrismo ombliguero siempre creo que soy la única a la que se le ocurren esas cosas. Y ahora, a pocos días de cumplir los 40 (sí, ya sé que estoy monísima y que parece increíble, pero los voy a cumplir) me entra el canguele. Reconozcámoslo: ya no llego a ninguna parte viva. Después de los 40 sólo conozco a alguien que haya triunfado, y Chiquito de la Calzada no me parece un ejemplo a seguir debido a mi conocida incapacidad para contar chistes. Por lo tanto sólo me queda un camino: pasar de ser una viva intrascendente a una muerta relevante.

Así que aquí van mis notas acerca de cómo ser famosa después de palmarla.

- Una necrológica firmada por Pérez Reverte. Yo la dejo escrita, don Arturo, no se preocupe: usted sólo tiene que poner la firma, que entre los ex-alumnos de Maristas tenemos que ayudarnos. Yo si quiere le escribo la suya por si usted muere antes que servidora en un duelo con Biscarrat o cualquier otro esbirro del cardenal, y quedamos en paz.

- Una esquela en El País 4x5 módulos en la edición nacional, para que todo el mundo se pregunte quién será esa tía a la que le han puesto ese pedazo de esquela (lo dejo pagado, no se preocupen). En los periódicos locales exijo portada como mínimo.

- Flores, muchas flores.

- Quiero que me entierren, no que me incineren, que luego a saber donde acabo con el despiste que nos gastamos por aquí (recuerden lo de las cenizas de la madre de Robert de Niro en Los padres de ella).

- No me cierren el blog, por favor. Que lo herede algún otro desocupao con mala follá.

- Que me nombren en "Sálvame". Miren ustedes (y esto no es discutible): si Jorge Javier no te cita, no eres nadie. Y que monten un video con música fúnebre donde hagan referencia al romance secreto que mantuve con John Cusack (¡que me demande si quiere!). Y cuando salgan imágenes mías se oiga un "uy, uy, uy, uy" tomatero dicho en tono necrofílico. Y muchos mensajes de condolencia al 7705 (estos los pagan ustedes).

- Dejaré preparado un vestido de Jesús del Pozo para el funeral, rollo "ninfa yacente" (digo yo que el último día de mi vida tendré que estrenar algo, ¿no?) o de Josep Font, de su línea "Blancanieves traspuesta tras comer la manzana", que también vale.

- Si me muero en verano, quiero ser embalsamada y conservada hasta invierno, porque ya lo dice Josemi: un entierro en verano es un horror, con esos vestidos veraniegos de tirantes y de colores alegres en lugar de los preceptivos petite robe noire de manga al codo. Elijan un día tan lluvioso como el del funeral de Ava Gardner en La condesa descalza. Para el tema de la conservación de servidora hasta la bajada de los termómetros contacten con Naty Abascal o con Carmen Lomana, que ya se ocupan ellas de llamar a Maribel Yébenes. El doctor Zelicovich que ni se acerque.

- El tema ¡HOLA!: ya saben que fui defenestrada por la citada revista, así que desde aquí le pido a Hong Kong Blues que interceda por mí ante los Sánchez Junco. Sé que no conseguiré la foto grande de portada (seguro que Isabel Preysler todavía está viva para entonces), pero sí quiero ventanita con titular tipo "Emotiva despedida".

- Y algo muy importante: en el momento previo al óbito, cuando esté con una pata aquí y otra allí estilo Ana Obregón en la barra de striptease, mándenme un cura. Una es agnóstica pero precavida.

Y a todo esto: ¿creen de verdad que me preocupan los 40? No, en absoluto. Me preocupa mucho más no cumplirlos. Verán, todo lo que se me tenía que caer se me cayó hace ya muchos años, y la lucha contra la celulitis ya se imaginan quién la ganó, así que llego intrascendente y anónima, celulítica y rodillera, aturdida y confusa, de acuerdo, pero llego. Bueno, eso espero: sólo tengo que sobrevivir hasta el 3 de noviembre. Están invitados.

24 comentarios:

Carmona Dixit dijo...

Qué coincidencia. El mismo día que usté escribe su post es mi cumpleaños. Doña Palo, haga como yo: estánquese en los diecinueve y olvídese de llevar la cuenta. ¿De qué cuenta estoy hablando?

¡Muchas felicidades por adelantado!

Aunque si Pérez Reverte me fuera a escribir una necrológica miraría el arsénico con otros ojos. Y si para su funeral va Carmen Lomana, por Dios, avise desde ultratumba. En caso de estar rellenando una vasija fúnebre para entonces, pediré una videoconferencia.

la vie en rose dijo...

Querida rosa palo.
Abogaré por el término cuarentañera, muy de moda en estos tiempos, ya que uno/a pasa de ser treintañero/a a cuarenton/a, con un sentido algo peyorativo no?. Apuesto por esos hombres y mujeres,... (más por ellas) que despues de los 40 han triunfado y lo siguen haciendo, por mucho que se haya caido todo lo que se tenía que caer.... Claro que no preocupa cumplirlos !!!!
Se puede seguir derrochando vitalidad y sex appeal !!!

Rosa Palo dijo...

Felicidades atrasadas, Carmona. El mundo está lleno de escorpiones, por lo que veo. Y no se preocupe. don Arturo sólo firmará la necrológica, que ya me ocupo yo de escribirla, en plan Lady Winter.

La Vie en Rose, muchas gracias por sus buenos deseos, aunque servidora no ha derrochado nunca ni vitalidad ni sex appel, ni a los 30 ni a los 40.

Carmona Dixit dijo...

Quien dice firmar, dice escribir, o como poco suscribir. Yo le encomiendo a usted la mía, que me haría más ilusión y gracia que si la firmara don Arturo.

Rosa Palo dijo...

Considérelo hecho, Carmona. Pero eso sí: me temo que tendrá que palmarla antes que yo.

Anónimo dijo...

Hija de mi vida, estás segura de que los dos orujos no te los habías tomado tú? Te noto un poquito preocupada por la edad, tú mira a tu madre que al cumplir los cuarenta fue portada de Hola, y te recuerdo que tú salías monísima con ella del brazo.
No temas que no vas a notar nada peor de lo que ya te está pasando, además nosotras hay cosas que no superaremos nunca, como andar con tanga sin tirarnos de la molesta cuerdecilla constantemente o asumir que nos llamen "señora" en el super o nos ceda el asiento un mozuelo cachas que nos pensabamos nos habíamos ligao porque nos miraba mucho. En fin hija, tú hazle caso a mamá y cuando te mires al espejo y te sientas mal sigue el consejo de tu madre y vuelveté en la cama para contemplar lo que te acompaña cada noche con su acompasada orquesta incluida y verás como te sientes mucho mejor, más guapa, más delgada e incluso más silenciosa.
Por cierto no te vale de nada ocultar bajo siglas a Miguel P. porque todos conocemos muy bien quien es: Miguel Poluciones.
Ponte bien guapa y disfruta de la vida y espero que enterremos a Reverte, a la Obregón y a la Preisler o andamos bien jodias. Te quiere, Mami.

smart dijo...

Qué vivan las cuarentañeras, sí señor. Mami tiene razón.
La pena es llegar a los cincuenta y muchos como la Obregón o la Lomana (que esta es nueva en el colorín, al menos para mí. Gracias JJ por habérmela presentado hace ahora un par de semanas, qué tipa más curiosa)
Pues eso, qué cuándo es la fiesta. Yo me apunto que esta panda de 40 tiene una marcha a la par que elegancia que más quisiera la Preysler en sus fiestas de Suárez (o ¿somos nosotras las que queremos las fiestas de las joyas?)

Rosa Palo dijo...

Madre, dejas a Jorge Javier a la altura de una monja ursulina: ¡eres más mala que el baladre! Así he salido yo, claro. Pero me he reído leyéndote lo que no está escrito. Como se nota que no está papá y puedes desarrollarte libremente en este tu cese temporal de la convivencia. Miguel Poluciones... qué mala follá que tienes. Un beso

Rosa Palo dijo...

Smart, estaría muy bien que para variar usted viniera a mis fiestas. Hágase 500 kms. y deje a la niña con sus abuelitos: la espero el sábado.

mariano dijo...

yo me pondría el vestido de Josep Font con él dentro, y te aseguro que no me harían falta manzanas para parecer traspuesto...
o mejor él dentro de la manzana para poder morderla.
hmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm.

Rosa Palo dijo...

Don Mariano, encuéntreme un modisto heterosexual tan mono como Josep y yo también me meto con él en la caja. ¡Pero es que no hay!

Edgar dijo...

Querida Doña Rosa, no más me recuerda a Mr. James Gatsby y sus suntuosas fiestas. Sería para mi un honor poder asistir; pero previo dígame, si no es indiscreción, ¿Qué es lo que anhela Ud.?

Rosa Palo dijo...

Querido Edgar ¡qué pregunta! Ni Pedro Ruiz cuando decía aquello de ¿qué queda del niño que fuiste? en "La noche abierta" y uno se veía obligado a contestar lo de "intento mantener la inocencia y la capacidad de sorpresa". Supongo que anhelo lo mismo que usted: ser imagen de la línea de pieles maduras de L'OREAL. Porque yo lo valgo.

Hong Kong Blues dijo...

Maestra Palo: cuente conmigo. Mi mano y mi pluma están a su entera disposición.
Aunque le hago una propuesta alternativa... ¿Por qué no me pasa una foto ya?
Lo digo porque en vez de una esquela, podemos realizar un reportaje simulando un tremendísimo accidente, tipo "La Gran Rosa Palo al borde de la muerte tras intentar huir de los paparazzis, junto a John Cusak, del restaurante donde celebraba su cumpleaños. El descapotable se empotró junto a un pilar del Puente de Triana".
No sé, algo muy Lady Di.
Luego hacemos otro con usted recuperada y resplandeciente (aquí llamamos a la Naty, que sabe mucho de revivir lo muerto) y... ¡TACHÁN!
¡Celebrity a los 40! Al Tomate la acompaño yo, sólo faltaría.
Felicidades de Antemano.

Rosa Palo dijo...

Mr. Kong, es usted único. ¡Qué gran idea!. Podemos buscar un look vendado tipo David Delfín para las fotos de la convalecencia. Y con al accidente podemos justificar un cambio de imagen total: ya me puedo operar la nariz, ponerme pómulos y hacerme un lifting, todo por prescripción médica ¡y nadie podrá criticarme!. Voy a llamar a John inmediatamente. Un beso. Y me acordaré de usted en la fiesta de mañana.

Chalkiria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmona Dixit dijo...

Ahora sí que son suyos:

¡Felicidades!

Rosa Palo dijo...

Muchas gracias, Carmona, es usted la bomba. ¡Y además no es lunes!

RM (DAEBI) dijo...

Muchas felicidades guapa.
No pases pena como dicen en Mallorca que a partir de ahora te viene todo lo bueno, aunque tu no te lo veas estás mas guapa, mas sexy y sobretodo estás en el punto creativo más álgido.
A partir de 40 sabemos lo que queremos aunque sea un tópico decirlo.
En mi caso soy mas jóven que la Obregón que la Pantoja y que la Preyler y con solo una lipo y un retoque de párpados no veas lo guapetona que estoy.
Lo único que me recuerda mi edad es un ataque de ciática que con la intervención que me realizó ayer el osteópata espero se me cure , y haber celebrado el segundo cumpleaños de mi nieto que para disimular me llama yayi.
Nada guapa que se van superando todas las crisis porque la que vale vale, y a la económica que le dén que me he propuesto consumir y voy llenado el armario.
La pena es que voy coja y no puedo estrenar los modelitos porque parece primavera y me ahoga el calor.
Besos.

Rosa Palo dijo...

Pero cómo va usted a ser abuela, DAEBI! Me deja de una pieza, aunque seguro que pertenece al club de las abuelas gloriosas, presidido por Ornella Muti. En cambio a mí mis nietos tendrán que visitarme en el geriátrico, porque por mucho que lo intento no me salen las cuentas.

Y lleva usted razón, a ver si entra ya el frío que servidora tiene una chupa de cuero de Mango (aunque parece de Elena Benarroch)sin estrenar. A este paso vamos a acabar como las de Miami, celebrando las Navidades en bikini. ¡Lo que me faltaba ya, todo el año enseñando la celulitis! Pues emigro a la Patagonia. Un besico cuarentón.

RM (DAEBI) dijo...

Querida Rosa:
No me hables de usted que no me pega en absoluto.
Me casé con 18 añitos y aunque me lo merecía no iba en carruaje ni tiraban de el caballos blancos, al cabo de un año y un mes nació mi primer hijo y con 21 ya tenía 2.
Es por mi curriculum que voy tan adelantada y el motivo por el que me he perdido algunas cosas.
Las que son mayores y tienen la edad de la Preysler y la Lomana son mis amigas las de la foto,por suerte no es por hacerme la chula pero me ponen 40 igual que tu.
JAJAJA!!! es broma.
Que mas da la edad si tengo el mismo espíritu de siempre.
Besos guapa.

La chason del roldan dijo...

Palo me da ver que censuras comentarios, rosa no es tu vida, lo cual me sorprende, mas que nada por el empeño que pones.

cuando dices critico..., me gustaria que lo definieras. Me da que lo unico critico que puedes llegar a oler es tu inconsciente al verte en el espejo y lo suprimes nada mas comenzar a opinar. Asi que mas que critico llamalo "pillo" que es como mas cercanamente divergente y muchos mas alejadamente deleznable.

Tu mama, madre mia no es, esta claro, pero tuya me cuesta que la genetica y lo demostro mendel, deja poso manque te joda y no veo que tengas tu socarrat consanguineo.

Con to y con esto, espaguety al pesto.

Carmona Dixit dijo...

No es por na, pero doña Palo no ha censurado cosa alguna. Cuando pone "el autor ha eliminado esta entrada", es el autor del comentario, no del blog.

Rosa Palo dijo...

Gracias, Carmona. Está usted en todo. La nombro sustituta mientras dura mi ausencia, que será (a no ser que haya algún notición de última hora) mientras mi vida sea un festival.