lunes, 23 de marzo de 2009

Mad Men

Antonio David se ha vuelto loco. No es para menos: su ex-suegra Rocío Jurado sigue ganando batallas después de muerta, igualica que El Cid. Sólo el hecho paranormal de que un fantasma te haga pagar una millonada podría explicar las pintas con las que apareció en La Noria el otro día, maqueao con el nuevo maquillaje de temporada de Clinique: les juro que en los párpados llevaba el Fresh Bloom Eye Shadow en el tono Cherry Blossom (¿vieron cómo brillaba el arco superior de sus depiladísimas cejas?) y en las mejillas el Quick Blush en el Hurry Honey. El pelo como si se lo hubiera peinado el ex-marido de Karina puesto en cumplir: hacerle el brushing a un tío debería estar penado con un internamiento en el antiguo GH, cuando consideraban que los secadores no formaban parte del experimento sociológico. ¡Esperen, si Juan Miguel estuvo internado en el "Hotel Glam"! Pero claro, estar ahí es como meter a Clint Eastwood en un colegio de señoritas. Así es imposible rehabilitarse.

Antonio David se ha convertido en Antón D.: se levantó una mañana y se encontró con que un ectoplasma le había ganado la batalla legal. ¿Hay algo más kafkiano? Si hubiera contratado a Allison Dubois y no a Rodríguez Menéndez, eso no le hubiera pasado.

¿Quieren más pruebas de la locura de Antonio David?: el muchacho ha pedido el carné de periodista a la Asociación de la Prensa (¡cuánto nos cuesta escribir carné en lugar de carnet a los que tenemos una edad). Si se lo dan, se abrirán las puertas del Infierno. Y adivinen quién se pondrá a la cola.

Otro que ha tenido que volverse loco es el novio de la Duquesa de Alba: declaraciones exclusivas en HOLA. ¡Y yo que estaba convencida de que era una historia de amor! (sí, ya sé, amor raro, gagá, viejuno, pero amor al fin y al cabo). Ya no puede una confiar en la bondad de los extraños.

Unos locos muy distintos a los anteriores y que despiertan interés en su "disparatado esplendor" son los que aparecen en los posts de González Pellicer y de Hong Kong Blues, dos joyitas. Y "Mad Men": Cuatro la ha trasvasado de Canal + y la ha colocado ¡a la 1 de la mañana de martes! Pero si les gusta la publicidad, los primeros sesenta y los tíos, tíos (Jon Hamm demuestra que se puede ir bien planchao y bien peinao y que las hormonas se te salgan por el traje, tirando por tierra el rollo de macho marrandungo de Russell Crowe y Collin Farrell) merece la pena dormir un poco menos. Y se darán cuenta de que tenemos ya lo políticamente correcto infiltrío en la masa de la sangre: verlos beber y fumar tanto resulta extrañísimo (del acoso sexual disfrazado de galantería a las compañeras de trabajo mejor no hablamos). Posiblemente si yo le hubiera tirado más al whisky que a los cafelicos cuando trabajaba en publicidad, me hubiera ido mejor la cosa. Incluso se me hubiera ocurrido lo de Karabatic.

8 comentarios:

PELLICER dijo...

Sra. Palo:

En materia de mamarrachos televisivos con la cabeza ida yo siempre me quedaré con ese gorila corrosivo -¡que no lo vea la Carmen!- llamado Coto Matamoros.

Para mí es un clásico. Un tipo que creó una máscara interpretativa propia: el portero de discoteca leído, el cobrador de morosos drogata que te parte la cara en fractales, nunca en trozos.

Antoine Dash, Pipís y otros priápicos pasados de farlopa por el estilo, palidecen al instante ante la magna testa calva de este broncas sin parangón.

(Por contra, su hermano es, sin duda, hijo del butanero. La gemelez no impide un 50% de adulterio, me contó una amiga bióloga -que no es la que está usted pensando, que la veo venir)

También he visto Mad Men y hay algo de forzado que no me acaba de volver mad a mí. Seguiremos probando y ya veremos.

Considere en todo caso, Sra. Palo, que los duros del cine y la tv no están pensados para el regocijo de las mujeres -otra cosa es que se regocije usted, que es muy liberal a costa de mi honor- sino para servir de modelo a los hombres.

Lo de ser machito Alfa con acceso ilimitado a cualquier mujer sigue siendo una obligación genética que nos causa tales problemas que, como si fuéramos eternos niñitos de 5 años, tenemos que copiar plantillas de caligrafía para intentar, en vano, que nos salga la misma letra redondilla.

P.D.: Usted me cita, me enlaza, me halaga. ¿Es que intenta que nuestro matrimonio de compromiso se vea sazonado también por mi eterno, y nunca correspondido, amor?

Quedó suyo, agredecido y penitente.

Rosa Palo dijo...

Sr. Pellicer, ¿pedimos juntos el carné de perioditas? Sólo por ver la cara de Urbaneja merece la pena. Seríamos como Rosalind Russell y Cary Grant en "Luna nueva", como Ed Asner y Linda Kelsey en "Lou Grant", como James Stewart y Ruth Hussey en "Historias de Filadelfia". O como Belén Esteban y el Conde Lecquio en AR, que lo mismo me da.

Y, Sr. Pellicer, todos sus posts son deslumbrantes. Tras superar un ataque de envidia superlativo, lo enlacé. Y su link seguirá conmigo hasta el fin de los días.

PELLICER dijo...

Sra. Palo:

Sus palabras han conseguido que se sonrojen hasta mis gemelos de Cartier (que venían, de origen, azul Casa Real, como diría ya sabe usted quien)

Quedemos ambos enlazados por siempre bajo la sombra fresca de esta higuera digital.

Rendido ante usted

Pellicer

RM (DAEBI) dijo...

Me siento un poco intrusa al escribir y entrometerme entre vuestro diálogo parejita, pero bueno me decido y lo hago.
Antonio David, su propio nombre lo indica es nombre de culebrón, me quedo con una frase que se repetía constantemente en La Noria:
"Eres muy cansino".
No deja hablar a nadie,solo quiere hacerlo él mareando todo el rato y aburriendo .Es de esos que vive feliz en su ignorancia.
Durante la entrevista me dio tiempo de hacer una colcha de ganchillo añadirle encajes y bordar las iniciales.
Hice tres clases seguidas de yoga para relajarme, y mentalmente 40 largos de piscina.
Los Antonio Davises que se los queden las Rosiitos.
Las personas normales no podemos.

Hong Kong Blues dijo...

Maestra Rosa Palo: ¡me descojonaba con la comparación de la Jurado y el Cid! ¡Pero qué grande es usted!
La fantasía se me disparaba, y ya veía al Cid, sobre Babieca, cantando "Como una olaaaaaaaaaaa" después de encontrarse con Jimena.

Lo de Antonio David es tremendo. Imagino que el muchacho querrá amortizar los implantes capilares que se hizo (y tanto le rejuvenecieron), así como otros tratamientos de "La Muerte os sienta tan bien" a golpe de Max Factor.

Muchísimas gracias por su referencia a mi post. Ha de saber que el actual también narra hermosas historias de discapacidad y esquizofrenia.

¡Un beso enorme!

rosa palo dijo...

RM, tienes toda la razón: es cansinísimo, pesao, insoportable. Pero yo debo de ser aún peor por haberme tragado esa entrevista (o lo que fuera). No tengo remedio.

Mr. Kong ¡me encanta esa peli! ¿Ven como estoy fatal?

PELLICER dijo...

Señoras y Señores:

¡Pero si a Antoñito David no le quiso ni la Guardia Civil!

Yo creo que deberíamos articular un movimiento para no quererle. Y de paso un buen montón más.

El objetivo de esta plataforma sería conseguir su expulsión del país con pérdida de nacionalidad incluída.

Se le dejaría claro, además, que si intentaba colarse de vuelta se le sometería a castigos sin nombre, como por ejemplo, trabajar.

Dr. Pretorius dijo...

Palo, mas bien seria una relacion de Frankestein y su novia.